Wedding Planner

Wedding planner, ¿Una figura fundamental o prescindible?

La figura de wedding planner fue exportada desde Inglaterra y Estados Unidos hace más de una década y se encarga de todos los detalles de la boda.

En los últimos 3 años, la profesión de wedding planner ha alcanzado cada vez más importancia y ha aumentado su demanda.

El abanico de precios de estos servicios es enorme, depende del tipo de boda que se celebre. Lo mínimo que se cobra por una organización completa de una boda es de unos 1500 euros.

No obstante, estos servicios suele ser una inversión en lugar de un gasto ya que al conocer el sector suelen conseguir la mayoría de los servicios como el catering, establecimiento, música… mucho más barato que contratándolo por vuestra propia cuenta.

Consideramos como una muy buena opción contratar una wedding planner ya que organizar tu boda es un proceso que debes disfrutar, pero a veces resulta tan difícil que genera estrés y situaciones muy tensas.

Wedding Planner

Wedding Planner

Lo mejor de los wedding planners es que siempre te proporciona un plan B por si algo sale mal, haya una solución rápida y buena y la boda siempre salga como la habías soñado.

Aunque la figura de wedding plannner suele dar a confusión, esta persona no solo se encarga de lo que pasará durante la boda, si no que también de las actividades anteriores, tales como la elección del vestido, de las invitaciones de la boda, despedidas de soltero y también de las actividades posteriores como la luna de miel.

Muy a menudo, una wedding planner no solo sirve de ayuda a los novios, sino que también a los familiares y amigos, ya que suelen saber los regalos que les vendrían bien a los novios o ayuda a organizar una sorpresa debido al amplio tiempo que pasa junto a la pareja.

Por último, destacar que una wedding planner no es una opción obligatoria, pero si recomendable, lo fundamental es divertirse mientras preparas tu boda, ya que será el día más feliz de tu vida.