Brunch

¿Que es el brunch? Breve historia y origen

¿Que es el brunch? Breve historia y origen

 

Muchos habréis oído hablar del brunch pero si buscamos su definición en la RAE no encontramos ningún resultado. Eso se debe a que su origen surge de la fusión entre las palabras inglesas breakfast (desayuno) y lunch (comida). Bien, como habréis podido deducir al juntar esos dos conceptos, obtenemos una nueva comida que se consume entre la hora del desayuno y la del almuerzo.

El brunch, surge aproximadamente en 1986 en Inglaterra de la mano de los sirvientes de las grandes familias de la época. 

Estos sirvientes solían tener el domingo como día libre y por ello dejaban los platos más típicos del desayuno y la comida a modo de bufet para que los dueños de la casa pudiesen comer lo que quisieran. Su origen también procede de Nueva york, en el famoso barrio del Bronx en el que después del servicio dominical el apetito era un gran protagonista, por lo que se servían grandes comidas para los asistentes.

El brunch se suele asociar con el fin de semana y los días festivos ya que son días en los que solemos despertar más tarde y consumir alimentos del desayuno y la comida en horarios diferentes al habitual siendo un horario concentrado entre las 10h y 15h .

 

Brunch

Mesa de Brunch

¿Que se come en un brunch? La comida que lo compone

Ahora que conocemos el origen y significado del brunch, veamos que se sirve en esta comida además de sus variantes.

En un brunch, podemos encontrar platos dulces y salados por igual. En el caso de los platos dulces podemos encontrar alimentos como pancakes, gofres, tostadas francesas, galletas o muffins. Y en el caso de los platos salados el huevo suele ser el protagonista, además de que también se pueden servir salchichas, bacon o incluso platos como salmón ahumado, sopas, ensaladas, verduras o incluso marisco. 

Además para los amantes del brunch, además, aseguran ser el mejor remedio para combatir la resaca. Por un lado porque la comida grasienta ayuda a la absorción del alcohol en el cuerpo y, por otro lado, porque la asunción de más alcohol anula los efectos de su abstinencia para el organismo.

En cuanto a las bebidas el menú se compone de zumo de tomate, zumo de naranja, zumos varios, cafés, tés y chocolate. Además podemos encontrar bebidas alcohólicas como el cóctel Mimosa (cava con zumo de naranja), el cóctel Bellini (cava con zumo de melocotón) o el Bloody Mary (cóctel con vodka, zumo de tomate, especias, zumo de limón, aceitunas y apio).

Dentro de los platos salados los huevos Benedict o Benedictinos y las famosas tostadas francesas, serían uno de los pilares básicos de cualquier brunch perfecto, al más puro estilo anglosajón.

 

huevos benedict

Diferentes tipos de huevos benedict

 

Es una receta genial, ya sea para un brunch, para una comida tradicional o para una cena, se trata de un plato tan sencillo como sabroso que vale la pena preparar y conseguir un brunch perfecto. 

No podemos olvidarnos de que todo brunch que se respete también cuenta con opciones de bocadillos, sándwich y bagels, hechos, como no, con variedad de panes y rellenos de pollo, ternera, cerdo, pescados, vegetales, embutidos y quesos. Son una oferta también muy versátil y que los clientes consumen muy bien. Toma en cuenta que hay ingredientes que están triunfando como el aguacate y la rúcula.

Pasamos a los postres ya que un toque dulce también es imprescindible en el brunch. En este sentido, es habitual incluir además de bollería dulce y hojaldres, variedad de pasteles para todos los gustos. Como por ejemplo, pastel de chocolate, de manzana, tarta de zanahoria y cheesecake. Sin embargo, para tu fidelización de clientes, será más estratégico incluir uno o dos postres de receta original de tu restaurante, que sean irresistibles y que los clientes no puedan encontrar en ningún otro brunch. 

 

El brunch en España

Hasta hace muy pocos años, en España casi nadie sabía qué es un brunch, sin embargo, hoy en día este termino se ha hecho popular y son siempre más los aficionados a este nuevo concepto de reunión social. Varios lugares han adaptado su oferta añadiendo una carta de brunch, mientras que nuevos restaurantes han abierto ofreciendo el brunch como uno de sus puntos fuertes.

Si en varios países del norte de Europa el brunch suele ser de bufé, parece que en España este formato no haya cuajado y en los restaurantes se queda la fórmula a la carta, con oferta de platos combinados en recetas originales y la tendencia a usar ingredientes siempre más saludables. Los amantes del bufé libre pueden satisfacer sus deseos en varios hoteles, donde el precio del brunch no suele ser barato.

Ahora que hemos dejado claro las bases de que es un brunch, es hora de lanzarse y contactar con nuestro servicio de brunch y hacer que sea la excusa perfecta para compartir  algo de tiempo con tus amigos y disfrutar de una buena comida.